hasta siempre, Arturo Corcuera

Todos por el Perú y la consulta previa

Analizando su reciente comunicado

Publicado: 2016-01-19


A pedido de varias personas, van mis comentarios al comunicado publicado hoy por Todos por el Perú con relación a la consulta previa. El texto original del comunicado va en negritas. En cursivas van mis comentarios. 

1. La Consulta Previa es un derecho fundamental ganado por los pueblos indígenas. Distintas normas internacionales reconocen dicho derecho y, además, nuestro país ha aprobado normas internas que desarrollan el proceso que debe seguir el Estado para su implementación.

Comentario: Muy bien.

2. Sin embargo, la Consulta Previa no ha sido bien implementada, en desmedro justamente de los pueblos indígenas que se buscan proteger.

Comentario: Cierto, hay aún problemas de implementación. Estos pueden poner en riesgo los derechos de los pueblos indígenas.

Por ejemplo, en 5 años, han sido reconocidos solo 55 pueblos indígenas y aún no llega a todas las poblaciones que debieran poder participar de las decisiones que afectarán su futuro.

Comentario: Equivocado. Se han reconocido “solo” 55 pueblos indígenas, porque son todos. Sí, todos. Quizá está confundiendo a los pueblos indígenas con las comunidades nativas y campesinas (que son miles). Un solo pueblo indígena, como el Pueblo Quechua tiene miles de comunidades a su interior y más de 3 millones de personas. De otro lado, más allá de hablar de “poblaciones” (fea palabra), es cierto que aún se ha aplicado plenamente en el ámbito andino.

Por otro lado, no se cuenta con el presupuesto necesario para responder adecuadamente a los procesos.

Comentario: Cierto, si queremos fortalecer la consulta previa. Sin embargo esto no ha impedido –incluso con recursos modestos y la cooperación internacional – llevar adelante las más de veinte consultas ya realizadas.

3. La ley de Consulta Previa NO PUEDE SER APLICADA BAJO ESTOS PARÁMETROS, toda vez que su efecto sería contrario al buscado y los problemas iniciales se podrían agudizar.

Comentario: Impreciso. La Ley sí se ha podido aplicar a pesar de estas dificultades, consiguiendo en la gran mayoría de casos acuerdos plenos. Debe recordarse, además, que es una política nueva, siendo el Perú uno de los primeros en América Latina y en el mundo en desarrollar una política de estas características. Es natural que se presenten dificultades de implementación. Pero es cierto que para afianzar la eficacia de los procesos de consulta, es necesario mejorar y fortalecer dicha política. Finalmente, insistir en que “la Ley de Consulta no puede ser aplicada” es un pésimo mensaje político.

Su implementación debe mejorarse, recogiendo los avances logrados.

Comentario: Muy bien.

4. En ese sentido, otorgaremos el presupuesto requerido para la adecuada implementación de la ley y crearemos una mesa de coordinación interministerial, con la participación activa de las poblaciones, para que en los primeros 100 días de gobierno se tomen las medidas necesarias para la plena implementación de la Consulta Previa.

Comentario: Muy bien por la propuesta de otorgar un mayor presupuesto. Y también la convocatoria de un mecanismo de coordinación. Solo que hay que recordar que este último ya está previsto en el reglamento de la ley de consulta previa. Se trata de convocarlo y fortalecerlo. Nuevamente se insiste en hablar de “poblaciones” cuando el término correcto es “pueblos indígenas”.

5. Asimismo, crearemos el Sistema de Prevención de Conflictos Sociales, repotenciando la Oficina Nacional de Diálogo de la PCM, para que trabaje coordinadamente con el Ministerio de Cultura, sin detener la inversión pero involucrando a las poblaciones en los procesos de planificación del territorio.

Comentario: Muy bien que se trabaje de forma conjunta con la Oficina Nacional de Diálogo. Pero no hay que confundir ambas políticas. La consulta previa no es una política de prevención de conflictos sociales (aunque puede colaborar en dichas tareas). Y, otra vez, se habla de “poblaciones” en lugar de pueblos indígenas. Interesante la mención a la “planificación del territorio”. Aunque no queda claro si con esto se refiere a los instrumentos de ordenamiento territorial.

Comentario final: No se mencionan cuatro cuestiones claves.

a) Un problema recurrente de la consulta previa ha sido la demora excesiva en el cumplimiento de los acuerdos. Eso pasó con las áreas naturales protegidas que fueron objeto de consulta y que finalmente fueron creadas. Cumplir los acuerdos –que son de acuerdo con la Ley de Consulta Previa– vinculantes, es crucial para generar una relación de confianza.

b) Es indispensable invertir en fortalecer las capacidades de los pueblos indígenas para aprovechar al máximo los mecanismos de consulta.

c) Es clave plantear medidas para apoyar los procesos de consulta en el ámbito de la minería, el cuál recién ha iniciado, tras una larga oposición de una parte importante del sector minero.

d) Debe invertirse en la difusión del contenido del derecho de la consulta y de otros aspectos de la agenda indígena. Como ha quedado claro en estos días, es aún grande el desconocimiento de nuestros partidos políticos sobre la situación de los pueblos indígenas de nuestro país. El Ministerio de Cultura debe jugar un papel central en este proceso, entidad que también debería ser reformada y fortalecida.


Escrito por

Ivan Lanegra

Enseño ciencia política en la PUCP y en la Universidad del Pacífico. Tras 20 años en el Estado, intento escribir con simpleza sobre él.


Publicado en

Ensayos de Estado

Textos breves sobre política, Estado y gestión pública